Las técnicas miofasciales son cada vez más numerosas y están en auge. Existen diversas técnicas tan especializadas que requieren de una formación específica y muy bien definida. Además de técnicas de relajación miofascial, existen otras que abordan el origen del dolor miofascial desde otra metodología de exploración y tratamiento. Esta metodología ha sido desarrollada desde la exploración y el tratamiento de bandas musculares tensas y los puntos gatillo (trigger). Las aplicaciones son diversas (traumatología, fisioterapia deportiva, reumatología, etc.) y siempre con muy buenos resultados.

En los últimos años la técnicas miofasciales están siendo actualizadas y desarrolladas. Es cada vez mayor el número de fisioterapeutas que se forman en estas técnicas por ser técnicas nada agresivas, que estudian el cuerpo en su globalidad dando un tratamiento integral, y porque cada vez son más demandadas por los pacientes.